Aclaraciones sobre el Seguro Escolar

¿Qué es el seguro escolar obligatorio?

Este seguro tiene unas coberturas mínimas que hacen necesaria la contratación de las pólizas de accidentes que cubren todas las edades y ofrecen indemnizaciones ajustadas a la realidad.

El seguro escolar obligatorio se implantó en España hace más de cinco décadas. Por 1,12 euros todos aquellos estudiantes españoles o extranjeros, residentes legales en España, menores de 28 años desde que están cursando 3º de E.S.O., cuentan con el Seguro Escolar Obligatorio, incluido en las prestaciones del régimen de la Seguridad Social y que incluye beneficios tanto sanitarios como económicos en caso de enfermedad, accidente escolar o infortunio familiar.

El estudiante puede elegir el centro o el médico de su conveniencia, público o privado, aunque en caso de que éstos no pertenezcan al Sistema Nacional de Salud o no estén concertados, el seguro abonará las facturas de acuerdo a unas tarifas, teniendo que abonar el estudiante la diferencia, a no ser que en el lugar del accidente no exista centro médico concertado, y en este caso se abonará la totalidad de los gastos originados por la asistencia.

Desde que se estableció la cuota de este seguro, sólo se ha modificado una vez, pasando de 171 ptas. a 187, es decir 1,12 euros que es lo que se paga actualmente. Al igual que tampoco han variado mucho las cantidades establecidas para las prestaciones. El único cambio ha sido la subida de 8.400 ptas. a 14.400 ptas. es decir 86,55 euros que es la cuantía anual por la prestación de infortunio familiar. Puede que estas cantidades hace más de 50 años pudieran considerarse elevadas, pero hoy en día resultan insignificantes en algunos casos, como por ejemplo la indemnización a los familiares en concepto de gastos de sepelio que están entre 30,05 y 120,05 euros en caso de fallecimiento como consecuencia de accidente escolar, dependiendo de si el accidente se produce o no en el lugar de residencia familiar.

Cuando el accidente es causa de una incapacidad permanente y absoluta, corresponde una indemnización que oscila entre 150,25 y 601,01 euros; si se produce una gran invalidez, se abona una pensión vitalicia de 144,24 euros anuales.

Este seguro no debe confundirse en ningún caso con lo que se conoce como pólizas de accidentes, las cuales son de carácter voluntario y cubren a los alumnos de todas las edades que estén cursando estudios en cualquier centro de enseñanza que disponga de este tipo de pólizas. Por lo general ofrecen unas indemnizaciones más elevadas y ajustadas a la realidad.